Las Alianzas Regionales Logísticas estarán conformadas por gobierno, academia y entidades públicas y privadas que en cada una de las regiones deben representar las diferentes actividades logísticas de generación, transporte, almacenamiento, comercio exterior y recepción de carga.

Antioquia será la primera región del país donde el Ministerio de Transporte pondrá en marcha la primera de una serie de Alianzas Regionales Logísticas (ARL’s) con el objetivo de facilitar la coordinación de actores para mejorar el desempeño logístico y competitivo en cada una de las regiones y gestionar el conocimiento en logística a partir de la captura y procesamiento de información relevante.

 

“Las ARL’s son un instrumento importante para mejorar la productividad y competitividad del país. Antioquia asume el liderazgo de constituir la primera alianza en beneficio de la cadena logística regional con el compromiso del gobierno nacional de fomentar su promoción y su proyección en todo el país”, aseguró el viceministro de Transporte, Andrés Chaves.

 

Clarita María García, directora ejecutiva de Defencarga, destacó la importancia de la creación de alianzas logísticas para fortalecer el sector carga: “Consideramos que desde las regiones es desde donde mejor se pueden impulsar iniciativas en pro de la competitividad y productividad”.

El anuncio se dio entre Mintransporte y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) y agremiaciones del sector carga para buscar mejorar el diálogo entre públicos y privados y establecer estándares de competitividad que le permitan al país mejorar en el tema de carga.

Chaves manifestó que el objetivo de esta alianza será el de facilitar y mejorar el desarrollo competitivo de la región mediante la articulación entre el sector público, privado y académico empezando desde la región antioqueña para todo el país.

“Antioquia cuenta con todos los elementos para tener la mejor logística del país y estamos convencidos que esta alianza permitirá dar mejores estándares y reducir los costos asociados a transporte logístico”, aseveró el viceministro.

La Alianza Logística Regional Antioquia Líder pretende que los empresarios, instituciones públicas y academia se unan en un ejercicio de hacer prospectiva política logística y tratar de resolver localmente los desafíos en la materia. Además, se materializa mediante la realización de investigaciones, estudios y debates en problemáticas locales.

Para Eugenio Prieto Soto, director del Amva, la importancia de estos acuerdos se sostiene en la integración de todos los actores del transporte de carga para poder articular las diferentes medidas que se tomarán a maximizar el sector.

Según la Encuesta Nacional Logística del DNP en 2015, el costo logístico como porcentaje de las ventas para Colombia está en el 14.97%, por encima de regiones con las que se cuenta con alto flujo comercial como Estados Unidos (8.7%), Europa (11.9%) y América Latina (14.7%) y se tiene como meta lograr una reducción de este costo logístico para mejorar la competitividad.

Precisamente, Felipe Muñoz Monroy, director gremial de ATC Transportadores, comentó que con la entrada en vigencia de este pacto el sector ve con “mucha esperanza este ejercicio para desarrollar más rápido la logística desde la eficiencia de las regiones en la medida que permita determinar mejores políticas públicas para el país”.

Además, la ARL tiene una relación directa con la reducción de contaminantes en el valle de Aburrá y según Prieto Soto se convierte en una parte fundamental para la ruta del Plan Integral de Gestión de la Calidad del Aire y permitirá una mejor gestión en el análisis de temas como la chatarrización, el crecimiento de flota y la emisión de gases.

De acuerdo con las referencias internacionales de países como Suecia, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, entre otros, con la conformación de mecanismos como las ARL’s, se pueden impulsar proyectos público – privados, como el cargue y descargue nocturno en ciudades, que dentro de sus beneficios representan un ahorro en costos de transporte entre el 30% y 35%.

Esto se comparó con los resultados que arrojó la prueba piloto de cargue y descargue en la región metropolitana, articulada a la Alianza, donde se realizó un ejercicio de desarrollar la actividad logística en horario nocturno y evidenció una mayor eficiencia y competitividad para los actores del sector al tiempo que permitió reducir los contaminantes críticos que afectan a Medellín.

 

Fuente: El Mundo